ZEN-TICs Asesoramiento y Soluciones TICs Académicas, Empresariales y Gubernamentales

Cuando el proceso mental del pensamiento se inicia, todas las cosas aparecen; cuando se detiene, desaparecen todas las cosas.
Hui Hai (730-800)

CONOCE NUESTRO EQUIPO

Ing. Gustavo Villegas

Stacks Image 166
enlace_twitter
enlace_whatsapp
enlace_facebook

Ing. Omar Aranibar

Stacks Image 219
enlace_whatsapp

Ing. Viktor Villarroel

Stacks Image 194
enlace_whatsapp

ACERCA DE NOSOTROS…

MISIÓN

"Somos una empresa dedicada a la comercialización y distribución de productos informáticos, desarrollo de sistemas de información, soluciones tecnológicas de Internet, consultoría y soporte a sistemas de tecnologías de información y comunicación. Ofreciendo soluciones tecnológicas, servicios de calidad y asesoramiento tanto a nivel académico, gubernamental como también a nivel empresarial para el uso y aprovechamiento efectivo de las TICs, tanto al sector privado, público y profesionales en general."

VISIÓN

"Consolidarnos como un referente en el mercado de tecnologías de información y comunicación a nivel nacional e internacional, ofreciendo servicios especializados conforme a las necesidades de cambio provocado por el avance tecnológico. Pretendemos ser una empresa en constante innovación porque el mercado de las tecnologías de información y comunicación así lo requieren."

OBJETIVOS

Los objetivos que persigue ZEN-TICs:

- Ofrecer información tecnológica actualizada y de tendencia para el aprovechamiento y uso adecuado de las TICs dirigido al sector de Educación, Comercio y Gubernamental.
- Brindar servicios y soluciones empresariales acordes a los tiempos actuales y de calidad.
- Brindar asesoramiento en el uso correcto de TICs en el ámbito Académico.
- Brindar asesoramiento en el uso correcto de TICs en el ámbito Gubernamental.
- Brindar asesoramiento y soluciones tecnológicas en el ámbito Empresarial y de negocios.

FILOSOFÍA Y VALORES

ENZO



FILOSOFÍA ZEN

La filosofía Zen es una mezcla única de filosofías e idiosincrasias de tres culturas diferentes. Es una forma de vida típicamente japonesa, y aún así refleja el mistisismo de la India, el amor de la naturalidad y espontaneidad del Taoismo y el pragmatismo profundo de la mente Confusianista.

A pesar de su carácter tan especial, Zen es puramente budista en su esencia pues su objetivo no es ni más ni menos que el de Buddha: el lograr la iluminación, una experiencia conocida en Zen como satori. La experiencia de la iluminación es la esencia de todas las escuelas de filosofía orientales, pero Zen es única en que se concentra exclusivamente en esta experiencia y no está interesada en ninguna interpretación más allá de esta. En las palabras de Suzuki, “Zen es la disciplina en iluminación”. Desde el punto de vista del Zen, el despertar de Buddha y el enseñar de Buddha, que todos tenemos el potencial de lograr la iluminación son la esencia del Budismo. El resto de la doctrina, incluido en los voluminosos sutras, es visto solamente como suplementario.

La experiencia del Zen es, por lo tanto, la experiencia de la iluminación, de satori, y ya que esta experiencia, finalmente, trasciende toda categoría de pensamiento, Zen no se interesa en ninguna abstracción ni conceptualización. No tiene ninguna doctrina o filosofía especial, ningún credo ni dogma formal y enfatiza su libertad de todo pensamiento fijo, esto la hace verdaderamente espiritual.

Más que cualquiera otra escuela de misticismo oriental, Zen está convencido de que las palabras nunca expresarán la verdad última. Debe haber heredado su convicción del Taoísmo, que mostraba la misma actitud sin compromisos. “Si alguien pregunta sobre el Tao y otro le responde”, dijo Chuang Tzu, “ninguno de ellos lo conoce”.

Pero la experiencia Zen puede ser pasada de Maestro a discípulo, y ha sido, de hecho, transmitido por muchos siglos por métodos especiales propios de Zen. En un resumen clásico de cuatro lineas, Zen es descrito como:

Una transmisión especial externa a las escrituras.

No sostenida por palabras ni letras,

Apuntando directamente a la mente humana,

Mirando directamente a la naturaleza propia y alcanzando el estado de Buddha.

Esta técnica de “apuntar directamente” constituye el sabor especial de la filosofía Zen. Es típico de la mente japonesa, que es más intuitiva que intelectual y que le gusta entregar los hechos como hechos, sin comentario alguno. Los maestros Zen no son adeptos a la palabrería y aborrecen todo tipo de teorización y especulación. De esta manera desarrollaron métodos que apuntan directamente a la verdad, con acciones y palabras repentinas y espontáneas, que exponen paradojas del pensamiento conceptual y, como los koans, están orientados a parar el proceso mental del pensamiento, preparando así al estudiante a la experiencia mística. Esta técnica se ve muy bien ilustrada en los siguientes ejemplos de cortas conversaciones entre maestro y discípulo. En estas conversaciones, que forman la mayor parte de la literatura Zen, los maestros hablan lo menos posible y usan sus palabras para cambiar la atención del discípulo desde los pensamientos abstractos a la realidad concreta.

Un monje, pidiendo instrucción, le dijo a Bodhidharma:

“No tengo nada de paz mental. Por favor, apacigüe mi mente.”
“Trae tu mente aquí al frente mío”, replicó Bodhidharma, “y yo te lo apaciguaré!”
“Pero cuando busco mi propia mente,” dijo el monje, “no la puedo encontrar.”
“Eso!”, replicó energéticamente Bodhidharma, “he apaciguado tu mente!”

Un monje le dijo a Joshu: “Acabo de entrar a este monasterio. Por favor enséñame.”
Joshu preguntó: “Has comido tu potaje de arroz?”
El monje responde: “Ya he comido.”
Joshu dice: “Entonces será mejor que laves tu plato.”

Estos diálogos hacen notar otro aspecto del Zen que es característico. La iluminación en Zen no significa retirarse del mundo, sino al contrario, una activa participación en la vida cotidiana. Este punto de vista atrajo mucho a la mentalidad china que le colocaba mucha importancia a una vida práctica y productiva y a la idea de la perpetuación de la familia, por lo que no podía aceptar el carácter monástico del Budismo hindú. Los maestros siempre hacían hincapié que Ch’an, o Zen, estaba en nuestras experiencias diarias, la “mente de todos los días”, como proclamaba Ma-tsu. Se enfatizaba el despertar en el medio de las actividades diarias y dejaban muy en claro que veían a la vida diaria, no sólo como la forma de lograr la iluminación, sino como la iluminación misma.

La perfección de Zen es por lo tanto vivir la vida diaria en forma natural y espontánea. Cuando a Po-chang se le pidió definiera Zen, dijo, “Cuando tengo hambre, como, cuando estoy cansado, duermo.” Aunque esto suene simple y obvio, como tantas otras cosas en Zen, es de hecho una tarea bastante difícil. Recobrar la naturalidad de nuestra naturaleza original requiere largo entrenamiento y constituye un gran logro espiritual. En las palabras de un dicho Zen muy famoso:

Antes de estudiar Zen, las montañas son montañas y los ríos son ríos; mientras estás estudiando Zen, las montañas ya no son montañas y los ríos ya no son ríos; pero una vez que alcanzas la iluminación las montañas son nuevamente montañas y los ríos nuevamente ríos.


VALORES

Siguiendo el camino ZEN, nuestro valores empresariales exigen el cumplimiento a
lo siguiente:

-
Generosidad: Trabajo en equipo. Profesional capacitado en diferentes áreas que promueven y generan valor de equipo.
-
Calidad y perfeccionamiento en lo que hacemos. El mercado de las tecnologías de información y comunicación cada día está en constante crecimiento y mejora continua que nos alerta sobre la importancia de proyectar nuestra empresa en el sentido de ofrecer lo mejor del mercado, brindando a nuestros clientes seguridad, calidad, puntualidad, transparencia en todos nuestros servicios.
-
Entrenamiento moral: Alto compromiso ético y de servicio. La puntualidad es un compromiso y la responsabilidad un acto de respeto que demuestran a nuestros clientes la seriedad de todas nuestras decisiones y acciones, basadas en la mejora de la calidad servicio que ofrecemos a nuestro clientes.
- Paciencia. La transparencia es un compromiso en nuestro trabajo, nuestro personal que lo inculca en cada uno de nuestros proyectos.
-
Energía o esfuerzo y dedicación. Es promovida en todos los niveles de la empresa, disponemos de las herramientas que nos ayudan a estar informados y capacitados, apoyados con el compromiso constante de todos.
-
Meditación.
-
Sabiduría.

Al usar el sitio usted está de acuerdo en que usemos cookies conforme a nuestra Política de privacidad para mejorar su experiencia.